Estrategias para vencer el hábito de la postergación

procrastinacion Te pasa que tienes algo muy importante que hacer, y en vez de hacerlo, dices “mañana lo voy a hacer”, “desde mañana empiezo”, llega mañana y dices “mejor mañana”, o “mañana sí que lo hago” y así vas de mañana en mañana, hasta que te das cuenta los días pasan y no lo has hecho, entonces empiezas a sentirte mal y a cargar con ese peso.

En el artículo de hoy quiero ayudarte a entender por qué te pasa esto y qué puedes hacer para solucionarlo.

Justo hace pocos días me pasó con una cliente, que se comprometió a entregarme un trabajo en una fecha determinada pero llegada la fecha lo que me dijo fue: “es que no he podido terminarlo”, “de verdad he querido hacerlo, pero no he tenido tiempo”, “me estoy sintiendo mal por no haberlo hecho”, “la semana que viene sí te envío”.

También me he encontrado con personas que desean hacer una transformación en sus vidas, pero en el momento que tienen que tomar la decisión de contratar esa ayuda que necesitan dicen: “es que ahora no tengo el tiempo”, “no tengo los recursos”, “aún no es el momento”, “pero en cuanto lo tenga sí lo voy a hacer porque de verdad quiero hacerlo”; y así continúan prometiéndose a sí mismas que mañana será.

Y esto no les pasa solo a ellas o a ti, también me ha pasado a mí cuando he tenido cosas importantes que hacer y he dado mil vueltas y excusas para no empezar, esperando a mañana para hacerlo, distrayéndome con cosas menos importantes.

Pareciera algo común, normal, pero no es así. Cuando haces de esto un hábito lo que estás haciendo es procrastinar (retrasando el momento de hacer algo que sabes que es útil e importante para ti, sustituyéndolas por actividades o situaciones más irrelevantes o placenteras), y si te sigues manteniendo así, lo que estás haciendo es ganarte un gran enemigo en tu vida, que lo único que hace es robar tu energía, ocupar espacio innecesario en tu mente y dañar tu autoestima.

Por eso, si sabes que tienes que hacer algo importante, lo mejor es que lo hagas sí o sí en este momento, y más aún si te has comprometido a hacerlo; es como cuando le dices a alguien “voy a llegar a tal hora” y terminas llegando dos horas después, ¿imaginas la cara de esa persona?.

Lo mismo pasa cuando te comprometes a hacer algo y no cumples, tu autoestima se resiente, la confianza en ti misma disminuye, pierdes credibilidad en ti, y si eso pasa contigo ¿qué crees que pasa con los demás?

Para ayudarte a superar este mal hábito, te invito a que hagas lo siguiente:

1.- Visualízate de aquí a un año sin los resultados esperados.

Cierra los ojos, realiza una respiración profunda y exhala, e imagina cómo es tu vida de aquí a un año sin haber realizado eso que te habías propuesto hacer (bajar de peso, escribir un libro, vender tus servicios, incrementar tu autoestima, mejorar tu relación de pareja, etc…) y empieza a preguntarte:

  • ¿Qué pasó?
  • ¿Qué fue lo que te freno?
  • ¿Qué ha pasado para tu no hayas conseguido eso que querías?

Una vez que visualizaste esta situación negativa, de no haber conseguido/realizado lo que querías.

Completa la siguiente frase con todas las cosas que te han frenado:

Debido a que yo………….……………………………..……. no he conseguido lo que yo quería.

Ejemplo:

  • Debido a que yo no busqué la ayuda que necesitaba para incrementar mi autoestima, no he logrado aumentar la confianza en mí para encontrar el trabajo que deseo.
  • Debido a que yo no separé tiempo para trabajar en mí, no he conseguido dar importancia a lo que verdaderamente quiero y sigo estando ahí para los demás, menos para mí.
  • Debido a que yo no entregué los trabajos a tiempo, no he conseguido incrementar mis ingresos.
  • Debido a que yo tuve miedo de hablar con x persona…, no he logrado conseguir el ascenso que quería.
  • Debido a que yo no me senté a escribir un solo capítulo de mi libro, no he conseguido publicar mi libro.

Escribe tu propia situación, en el espacio en blanco que tienes arriba.

2. Vuelve a visualizarte, esta vez con los resultados esperados.

Una vez sacado lo que te ha frenado. Ahora vas a visualizarte habiendo conseguido lo que querías.

De nuevo cierra los ojos, respira hondo y exhala, imagina cómo es tu vida de aquí a un año habiendo conseguido lo que te habías propuesto. Siente la emoción de haberlo logrado. Estás feliz, realizada, orgullosa de ti misma porque has hecho lo que te habías propuesto.

Pregúntate ahora:

  • ¿Cómo hiciste para que esto ocurriera?
  • ¿En qué persona te has convertido para hacer que eso ocurriera?

Y luego completa la siguiente frase:

Gracias a que yo…………….. conseguí…

Ejemplo:

  • Gracias a que yo no permití que mi miedo me frenara, hablé con x persona y ahora tengo el trabajo de mis sueños.
  • Gracias a que yo me dediqué a escribir dos horas cada día ahora tengo mi propio libro.
  • Gracias a que yo entregué el trabajo a tiempo, ahora he conseguido más y mejores clientes.
  • Gracias a que yo separé tiempo para trabajar en mí, las heridas del pasado se han sanado, me divierto muchísimo, soy más feliz y mi relación de pareja ha mejorado notablemente.
  • Gracias a que yo deje de comprar cosas innecesarias ahora tengo dinero para invertir en mi misma.
  • Gracias a que yo salgo a correr media hora todas las mañanas ahora tengo una figura esbelta y gozo de excelente salud.

Escribe tu propio logro en el espacio de arriba.

Seguro que después de esto te pondrás en acción.

3. Pregúntate para qué haces lo que haces

Otra cosa que puede ayudarte es preguntarte ¿para qué haces determinada actividad? al responder encontrarás los motivos/razones que tienes para hacerlo, además de que va a ayudarte a optimizar mejor el tiempo.

Puede que seas una de esas personas que está muy activa haciendo mil y un cosas durante el día y no logras encontrar el tiempo para hacer lo que realmente importa. Si de ahora en adelante empiezas a preguntarte antes de iniciar cualquier actividad para qué lo vas hacer, seguramente te darás cuenta que algunas de ellas no tienen sentido, que solo son una pérdida de tiempo, entonces dejarás de hacerlas y ahora sí encontrarás tiempo para lo que de verdad importa.

Antes de empezar cualquier actividad, pregúntate ¿para qué lo voy a hacer?, ¿en qué me aporta hacer esta actividad?, por ejemplo, puede ser que estás planificando visitar a una amiga, y te preguntas ¿para qué quiero visitarla? Y siendo sincera contigo te das cuenta que no hay un motivo muy grande, que no es importante, quizá lo estás haciendo por puro compromiso, entonces no hay necesidad de que pierdas el tiempo de esa manera, ni que le hagas perder el tiempo a tu amiga, como también puede ser que digas “ella es muy importante para mí, hace tiempo no nos vemos y hoy puedo hacerlo”, vas y lo haces.

Ahora te pongo otro ejemplo, toma una situación que vienes postergando. Supongamos que desde hace un mes tienes que entregar un trabajo cuyo plazo era de una semana, pero cada día que pasa te dices “ya mañana lo voy a hacer” y aún nada. Detente un momento y pregúntate ¿para qué estoy haciendo este trabajo? No creo que la respuesta sea “para entregar a mi jefe”, seguramente dirás “para ascender en mi trabajo” “para tener un mejor salario” “para comprarme una casa el año que viene porque estoy planificando tener otro hijo”, etc.

Al responder esta pregunta te darás cuenta que hay un motivo bien grande para hacer lo que estás haciendo, lograrás enfocarte en lo que verdaderamente importa, te impulsarás a hacerlo. Además de que vas a aprender a valorizar tu tiempo, a ser consciente de cómo lo estás usando y en que lo estás perdiendo.

Te recomiendo enormemente hacer estos ejercicios y espero que me cuentes cómo te fue al aplicarlos. O qué técnicas utilizas para eliminar el hábito de la postergación, más conocido como la procrastinación. Espero leer tus comentarios aquí debajo.

Con cariño,

Recupera tu Poder

 

 

¿Quieres publicar mis artículos en tu boletín, blog o sitio web? Puedes hacerlo si incluyes el siguiente texto completo en él…

Sobre la autora:

Vicky Villa ayuda a mujeres cansadas e insatisfechas de la vida que tienen y están deseosas de impulsar un gran cambio. A través de su experiencia y estrategias poderosas que ha sabido aplicar en su propia vida, les enseña a transformar su relación con ellas mismas, reconocer lo valiosas que son y recuperar la confianza en ellas y en sus sueños.

Si quieres crear una vida llena de paz, seguridad, libertad y amor, visita http://www.vickyvilla.com y suscríbete al boletín para recibir más tips y estrategias GRATIS.

 

¿Te Gustó Este Artículo?
¡No te pierdas el próximo! Recíbelo gratis, directamente en tu correo. Apúntate aquí.
Compártelo:

Artículos relacionados que te pueden interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *