Tres simples pasos para empezar a cambiar tu vida

vicky villaResumen: Sabes que algo en tu vida anda mal, no es como a ti te gustaría, sientes una intensa necesidad de cambiar, pero no sabes cómo ni por dónde empezar. En el artículo de hoy te explico cuáles son los 3 primeros pasos que, si los aplicas, te conducirán hacia esa gran transformación, para abrirte camino a más abundancia, amor y libertad en todos los aspectos de tu vida.

Si has llegado hasta aquí, es porque probablemente:

  • Te has cansado de hacer las mismas cosas sin obtener resultados diferentes.
  • Sientes un gran vacío dentro de ti, como que algo falta a tu vida, pero no sabes qué es.
  • Quizá has leído algún libro en especial que te ha puesto a reflexionar.
  • O tuviste una pérdida tan grande que, de repente, te ha despertado a la realidad…

…y ha hecho que dentro de ti surja una necesidad única de cambio, una voz interna que a gritos te está diciendo: «basta, ya no más», «ya no quiero más esto para mí», «es hora de hacer algo diferente».

Solo que te da miedo, o no sabes cómo hacerlo. CREES que es imposible cambiar, aunque te gustaría cambiar, crees que tu vida ya está dada, que tú forma de ser es así, que tu destino ya está marcado. Que nada será como antes, que no tendrá sentido.

Es normal que pienses todo esto, después de todo llevas mucho tiempo viviendo así, en la incertidumbre, sin ver nada o casi nada bueno en tu vida, y eso hace que incremente tu falta de fe, has dejado de creer en ti.

Sin embargo te digo: TÚ SÍ PUEDES cambiar y lograr TODO lo que te propongas.

No importa la edad, el sexo, el país, la profesión, los errores que hayas cometido, las situaciones que hayas vivido, toda persona puede cambiar, lo único que necesita es tomar una firme decisión y comprometerse consigo misma.

Entonces te preguntarás, ¿y cómo puedo hacer para cambiar, por dónde empiezo?

Antes de contestarte y darte los pasos para que empieces a implementar ese cambio en tu vida, necesitas responder a estas tres preguntas:

  •  ¿Qué es lo que quieres?
  • ¿Pará que lo quieres?, ¿Cuál es tu motivación?, eso que hará que te muevas si o si, a hacer lo que quieres.
  • ¿De verdad estás comprometida con eso que quieres?

Ahora si, con tu objetivo claro, el motivo que tienes para hacerlo, y el compromiso para mantenerte firme hasta lograrlo, puedes empezar tu camino hacia esa transformación.

1.- Enfócate en las cosas positivas de lo que te sucede, en lo que sí está bajo tu control

Todos pasamos por momentos difíciles, todos tenemos preocupaciones, problemas, conflictos que forman parte de nuestras vidas; la diferencia está en la interpretación y el enfoque que tú les des.

Alrededor de nuestros problemas podemos imaginar un círculo que los abarca. A esto lo llamamos la zona de preocupación. Cuando revisamos todo lo que queda dentro de este círculo, nos percatamos de que no tenemos ningún control sobre ciertas cosas o aspectos, pero sobre otros sí podemos hacer algo. Este es el espacio de acción que nos queda para hacer frente a cualquier situación que aparezca en el camino, razón por la cual le llamamos la zona de influencia.

Cuando enfocas tus energías y la mayoría de tu tiempo en la zona de preocupación, lo que haces es engancharte con los pensamientos negativos que existen alrededor; te quedas atrapada en todo lo que no puedes, en lo víctima que eres, en lo que no hiciste, en lo que no te dieron, en el daño que te hicieron, etc.

En cambio, si te enfocas en la zona de influencia sabrás que hay algo que sí puedes hacer para cambiar esa situación, lo que te convierte en protagonista. A partir de ahí actúas buscando soluciones para salir adelante, empiezas a ver tus problemas como desafíos, transformándolos en oportunidades, y dejas de sufrir innecesariamente.

Entonces, ¿En dónde estás concentrando la mayoría de tus energías y tiempo?, ¿en la zona de preocupación o en la zona de influencia?

Cambia tu enfoque y cambiará tu vida.

2.- Analiza cada una de las áreas de tu vida.

Analiza detalladamente cada una de las áreas que conforman tu vida, para que tengas un panorama claro de cómo estás en este momento:

  • ¿Cómo es tu vida en el área de familia y pareja?
  • ¿Cómo es tu vida en el área de trabajo o carrera?
  • ¿Cómo es tu vida en el área del dinero?
  • ¿Y en el área de las amistades?
  • ¿Y en la organización y manejo de tu tiempo?
  • ¿Cómo está tu salud?

Si antes no sabías por dónde empezar, o qué era lo que querías cambiar, ahora sabrás exactamente.

Mientras analizas cada área, céntrate en ti y verifica cómo tú estás influyendo en los resultados que estás obteniendo.

¿Estás satisfecha con esos resultados?

Si no es así, ¿Qué podrías hacer, a partir de ahora, para cambiar esta situación?

No pienses tanto, solo anota lo primero que se te viene a la mente, aún si eso que se te acaba de ocurrir no tiene lógica o lo ves imposible, tú solo anota.

3.-Cambia tu diálogo interior

Las conversaciones internas que se originan en tu mente de forma recurrente, son las que disparan tus estados de ánimo de tristeza, angustia, ansiedad, confusión, inseguridad, terminan apoderándose de ti y te incapacitan para actuar.

Frases como:

  • «No es el momento adecuado»
  • «Prefiero esperar para tomar la decisión»
  • «Tengo que analizar muy bien esto»
  • «No creo que esto me pueda ayudar»
  • «Mejor malo conocido que bueno por conocer»
  • «Y si las cosas no salen como yo quiero»

Solo expresan miedo, duda, falta de acción y compromiso.

Para que te des cuenta de lo poderosa que es tu conversación interna, trae a tu mente el problema que estás atravesando, y responde ¿cuál es el dialogo interno que ahora mismo estás teniendo?, qué es lo que te dice esa vocecita, ¿son voces de aliento?, ¿de poder? ¿o todo lo contrario?, ¿cómo te sientes con lo que estás pensando?

Ahora, cambia tu diálogo interno negativo por uno que te apoye, que sea positivo, te dé fuerzas, que abra posibilidades y te impulse a lograr lo que te propongas. Ten la seguridad de que, si lo haces, tu cuerpo se irá transformando, te irás sintiendo poderosa y actuarás de forma inmediata para lograr lo que deseas.

¿Recuerdas que te pedí que anotaras lo primero que se te venía a la mente, para resolver tu problema?

Ahora, toma esos apuntes y sosteniendo una conversación interna positiva contigo misma, y actuando desde la protagonista que eres, escribe 3 posibles acciones que te permitan concretar en la realidad esa solución.

Estoy segura que después de hacer esto, verás cómo se abre ante ti un abanico de nuevas posibilidades, y se te hará más fácil atraer a tu vida situaciones agradables y oportunidades que ahora sabrás aprovecharlas para tener más amor, libertad y abundancia en todos los aspectos de tu vida.

Me gustaría que me cuentes cómo te ha ido con estos tres pasos y si te ha ayudado este artículo, espero tus comentarios más abajo.

Y a propósito de todo esto… ¿ya te apuntaste a mi Conferencia Online Gratuita?

“¿Estás cansada de la vida que tienes y no logras nada? ¡Descubre cuáles son las RAZONES que te mantienen estancada y CÓMO evitarlas para hacer realidad tus más grandes sueños!

—> Visita esta página para que puedas acceder.

En esta clase estaremos conversando en profundidad sobre este tema y mucho más 🙂

¡Te espero!,

Con cariño,

Recupera tu Poder

 

 

¿Quieres publicar mis artículos en tu boletín, blog o sitio web? Puedes hacerlo si incluyes el siguiente texto completo en él…

Sobre la autora:

Vicky Villa ayuda a mujeres cansadas e insatisfechas de la vida que tienen y están deseosas de impulsar un gran cambio. A través de su experiencia y estrategias poderosas que ha sabido aplicar en su propia vida, les enseña a transformar su relación con ellas mismas, reconocer lo valiosas que son y recuperar la confianza en ellas y en sus sueños.

Si quieres crear una vida llena de paz, seguridad, libertad y amor, visita http://www.vickyvilla.com y suscríbete al boletín para recibir más tips y estrategias GRATIS.

¿Te Gustó Este Artículo?
¡No te pierdas el próximo! Recíbelo gratis, directamente en tu correo. Apúntate aquí.
Compártelo:

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *